Se acabó la papada: 10 trucos para que tu rostro también adelgace

Al igual que existen ejercicios para bajar barriga, hay otros específicos para ayudarte a reducir la papada o la redondez de tu rostro

0
241

Intentamos adelgazar pero hay partes de nuestro cuerpo que se nos quedan descolgadas en ese proceso. Zonas a las que no llega el adelgazamiento y que parece que van por libre cuando ponemos todo nuestro empeño en perder los kilos que nos sobran. Una veces es la cintura; otras, los glúteos; y, a veces, es la cara la que no conseguimos adelgazar.

El rostro cambia cuando subimos de peso, se ensancha y redondea para darnos un aspecto diferente que no pasa desapercibido entre nuestros amigos y conocidos. Pero, cuando adelgazamos, no siempre sigue el mismo ritmo que el resto de nuestro cuerpo. Para solucionarlo, hay algunos trucos para adelgazar nuestra cara de forma rápida.

Como sucede en muchas ocasiones, algunos de estos consejos son comunes a otras dietas y a muchos planes de adelgazamiento. Se trata de consejos sobre nutrición para alimentarnos mejor. Pero hay otro tipo de recomendaciones que incluyen trucos específicos para adelgazar el rostro y poder presumir de una cara más afinada.

Reduce las calorías
Si te vas a poner a dieta tienes que rebajar la ingesta de calorías en tu alimentación diaria. Una de las bases de cualquier método de adelgazamiento es quemar más calorías de las que introducimos en el cuerpo, por lo que preparar un régimen con menos calorías de las que tomamos ahora será imprescindible para que nuestro cuerpo las pueda metabolizar mejor.

Cuidado con carbohidratos y fritos
Restringir la ingesta de panes, arroces o pastas que no sean integrales es importante para ayudarnos a adelgazar el rostro, ya que provocan un aumento del volumen facial. También la de alimentos que estén cocinados con mucho aceite, ya que además de aportar muchas calorías, generan grasa en las mejillas.

Di sí a la fibra
Las legumbres, las frutas, las verduras, los cereales integrales o los frutos secos son alimentos que tenemos que incorporar a nuestra dieta urgentemente. Tienen mucha fibra, son sanos, tienen pocas calorías y aportan energía a nuestro cuerpo. A la vez, debemos dejar a un lado aquellos productos con mucha grasa como la bollería industrial o los alimentos ultraprocesados que nos hacen engordar.

Bebe mucha agua
Siempre que hablamos de dietas recordamos la importancia de estar bien hidratados y, en este caso, no iba a ser diferente. El agua ayuda a eliminar toxinas y grasas acumuladas en muchas zonas del cuerpo, también en la cara. Pero, además, ayuda a tener una piel sana y bonita. Además de agua puedes tomar distintos líquidos como tés, infusiones o zumos naturales.

Baja unos kilos
Todo proceso de adelgazamiento implica perder algunos de los kilos que nos sobran. Aunque donde queramos perder peso y volumen sea en la cara, adelgazar nos ayudará a lograr nuestro objetivo. Los primeros síntomas los apreciaremos en el mentón y en los pómulos: el primero perderá la piel que le sobra y los segundos recuperarán su forma más afinada.

El agua ayuda a eliminar toxinas y grasas en muchas zonas del cuerpo, también en la cara. Pero, además, ayuda a tener una piel sana y bonita.

Haz deporte
Los trabajos sedentarios son el mayor problema de hoy en día cuando intentamos adelgazar. Por eso es muy importante dedicar tres o cuatro días a la semana a hacer ejercicio. Aunque al principio será en otras partes del cuerpo donde más notemos que reducimos volumen, la cara también se resentirá con el tiempo, por lo que hay que ser constante y no desesperar. Algunas fórmulas sencillas si no tienes mucho tiempo es ir andando o en bicicleta al trabajo o usar las escaleras tanto en la oficina como en casa.

Recurre a los masajes
No sólo se dan masajes en piernas o espalda. También la cara es un lugar ideal para recibir un masaje, ya que ayudan a reducir el volumen. Puedes recurrir a un profesional o hacértelos tú mismo en casa, ya que son muy sencillos. Pequeños pellizcos por la zona de la mandíbula y masajes circulares por las mejillas y el mentón ayudan a ejercitar toda la cara.

Utiliza mascarillas faciales
Existen productos preparados para conseguir que tengamos la mejor expresión facial posible. Unos de los más importantes son las mascarillas faciales confeccionadas con productos naturales que ayudan a adelgazar la cara. Como sucede en el caso de los masajes, la mejor forma de aplicar las mascarillas sobre el rostro es con suaves movimientos circulares, para que los ingredientes se absorban con facilidad.

Trucos de maquillaje y peluquería
Las personas con caras muy redondas también tienen un recurso muy efectivo en el maquillaje para afinar su rostro. Se trata de usar dos tonos de maquillaje distintos y aplicarlos en zonas clave del rostro. Además de no sobrecargar las mejillas con el maquillaje, hay peinados que también ayudan a estilizar las formas de la cara. En este caso, lo mejor es no llevarlo muy pegado al rostro, porque da más sensación de volumen.

Ejercicios para la cara
Sí, hay ejercicios que están preparados específicamente para adelgazar nuestro rostro. Aquí te vamos a explicar algunos de ellos muy sencillos e interesantes para realizar en cualquier momento. El primero es inclinar tu cabeza hacia atrás y quedarte en esa posición diez segundos. Después vuelves a la posición inicial, descansas cinco segundos y vuelves a repetir la secuencia durante 10 veces. Otro es poner los labios en la posición de un beso, pero con los labios cerrados, y succionar. Hazlo durante quince segundos y repite después de descansar.

Un buen ejercicio es repetir las vocales en voz alta, pero exagerando los gestos y manteniendo la boca abierta en la posición de cada letra durante 20 segundos. También es beneficioso mantener una sonrisa amplia durante diez segundos y repetir ese gesto varias veces. E hinchar las mejillas de aire y mantenerlo dentro de la boca durante 20 segundos.